Alkimya, Crónica de las Cepas

Les presentamos la primera Novela Gráfica de Latinoamérica relacionada con la temática del vino. Relataremos la historia de las vides, dentro de una atmósfera mitológica, en la cual las cepas son humanizadas y poseen cuerpos de grandes héroes, respetando siempre las características propias del cepas, y del vino que se elabora a partir de ellas. Marcando éste ultimo, las características de su personalidad y su alma. Esta idea no se aleja de la realidad, ya que para muchos fanáticos del vino, este es un ente vivo y espirituoso.
Estas crónicas transcurren en una tierra de fantasía y magia, plagada de belleza y peligro. Donde enfermedades de la vid tales como el oidio, mildiu, filoxera, etc. son presentados como criaturas monstruosas; al igual que factores climáticos como el granizo y la helada, altamente destructivos para la vid. En esta tierra, estos campeones enfrentaran combates épicos, desde disputas territoriales hasta alianzas majestuosas para combatir a un enemigo común. También se contarán historias tales como El Gran Exodo, que las llevo a conquistar el mundo, su expulsión del paraíso, y su propia génesis.
Hablaremos de la influencia de la humanidad en la evolución del vino a través de tres personajes, llamados los tres sabios. Enollier, gran sabio, Supremo Sacerdote y Alto Consejero, en representación del Enólogo; Ahgro, El artífice, Maestro Constructor, y Máximo Herrero, él diseñó las ciudades y fabricó todas las armaduras y armas de las cepas, en representación del Ingeniero Agrónomo; y Galleto, El historiador, él es el responsable de que nuestros héroes no sean olvidados en los abismos del tiempo, este sabio nos narrara las crónicas de las cepas; toda su historia; en representación del Ampelógrafo (persona que se encarga del estudio, la descripción y la identificación de la vid). Y no podemos dejar de nombrar a los ayudantes incondicionales de las cepas, sus maestros escuderos, en representación de los viticultores, aquellas personas que trabajan en el campo con paciencia y fervor, cultivando y cosechando la vid.
Lo invitamos a ser parte de estas epopeyas, y sumergirse en un mundo fantástico, de aventura, misterio, y honor, donde lo épico y lo glorioso se respira en el aire. Acompañe a nuestros guerreros en sus luchas, sintiendo sus miedos y sus desventuras, compartiendo sus victorias y sufriendo sus derrotas.
Aquí le presentamos a Alkimya, Crónicas de las cepas, una nueva mirada al mundo del vino.
Que la aventura comience…

martes, 23 de marzo de 2010

GALLETO - AMPELOGRAFO

La historia relata que el mejor amigo de Dionisio, el joven Ampelos, murió acometido por un toro, y en su dolor, el dios hizo que brotase vino del lugar donde cayó muerto, para consuelo de la humanidad. Aquel desdichado Ampelos da nombre a la disciplina de la ampelografía.

La ampelografía, herramienta técnica para distinguir variedades correspondientes a la vitis vinífera - nombre científico de las aptas para hacer vino-, ha logrado identificar al cabo de varios años las variedades difundidas en Argentina.

Con este dibujo rendimos homenaje al técnico, ya retirado,Ingeniero Agrónomo Alberto Alcalde, quien, en sus años de trabajo para el EEA Mendoza del INTA hizo un gran aporte al estudio de la vitivinicultura.
Y además, representamos en la novela grafica a Galleto, el historiador, él es el responsable de que nuestros héroes no sean olvidados en los abismos del tiempo, este sabio nos narrara las crónicas de las cepas; toda su historia.

Alcalde hizo una tarea de hormiga desde principios de los ’70, metiéndose entre surcos de viña con su libreta de notas y su cámara de fotos, registrando hojas, brotes y sarmientos para citar con exactitud las variedades en las etiquetas de las botellas. De eso se trata la ampelografía, la ciencia a la que Alcalde le dedicó su vida.
Con la publicación técnica de 1962, fue cuando dio el primer paso al tratar de efectuar un primer ordenamiento del encepado vitícola argentino y con “Ampelografía. Reconocimiento de cultivares vitícolas en vivero” contribuyó a satisfacer una sentida necesidad de la industria nacional, útil tanto para el técnico directamente interesado en la disciplina como para el productor vitícola, sin otra condición que su interés de individualizar convenientemente la variedad que cultiva o que desea propagar”.
Explico Alcalde en una nota realizada por Diario uno en el año 2008: “Son libros que han publicado y usado en todos lados porque tienen todos los detalles para reconocer las variedades. La descripción la tomé de bibliografía de Europa, y así iba descubriendo yo las que estaban mal llamadas. Veía las hojas de Merlot y me daba cuenta comparándolas con los libros de que no era Merlot.”

Pelulin